• warning: preg_match(): Compilation failed: regular expression is too large at offset 69574 in /usr/home/guitarrista000/www/includes/path.inc on line 251.
  • warning: preg_match(): Compilation failed: regular expression is too large at offset 69574 in /usr/home/guitarrista000/www/includes/path.inc on line 251.
  • warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/query.inc on line 933.
  • warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/query.inc on line 908.
  • warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/query.inc on line 933.
  • user warning: You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'FROM twitter twitter LIMIT 0, 5' at line 2 query: SELECT FROM twitter twitter LIMIT 0, 5 in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/view.inc on line 807.

  Música  

Icon Mar, 24/04/2018 - 14:55
Discos recomendados - JOHNNY WINTER (Columbia 1969)

Disco recomendado - JOHNNY WINTER (Columbia 1969)

En esta serie de artículos sobre discos históricos donde la guitarra tiene un papel importante, el concepto de histórico es aplicado en base a su lugar en el plano temporal, mas que en clasificaciones de popularidad.

Hoy me gustaría recomendar el primer álbum de Johnny Winter en el sello Columbia, quien contrató al albino tejano después de verle en directo en un concierto de Mike Bloomfield -en ese momento uno de los guitarristas mas populares en los U.S.A.-, junto a Al Kooper en el Fillmore East de New York. La ovación que recibió Johnny después de interpretar una versión de “It´s my own fault” de B.B. King, convenció a los cazatalentos de Columbia, que le ofrecieron un contrato por un valor de 600.000 dólares, el mas alto ofrecido en esas fechas.

El disco fue publicado en abril de 1969, el año del famoso festival de Woodstock, donde actuó junto a su hermano Edgar Winter.

En el momento en que el disco fue publicado, Johnny, a sus 25 años, ya era un guitarrista popular dentro del ámbito del blues, y había grabado el álbum The Progressive Blues Experiment para el sello de Austin Sonobeat Records, que vendió los derechos del disco a Imperial, lo que hizo que esta última compañía volviese a publicarlo en 1969, visto el éxito que estaba teniendo Johnny.

El disco, en un alarde de originalidad, se tituló “Johnny Winter” y en él, el tejano contó con la misma sección de acompañamiento que en The Progressive Blues Experiment, es decir Uncle John Turner a la batería y percusión junto a Tommy Shannon al bajo.

Adicionalmente, contó con la inestimable ayuda de su hermano Edgar Winter, quien colaboró tocando el piano y el saxo, y como invitados especiales de lujo, participaron Willy Dixon y Big Walter Horton ¡Casi nada!

El disco, en conjunto, es un ejercicio de virtuosismo en la guitarra, no exento de sentimiento, y fluye desde el rock blues mas enérgico hasta el blues acústico rural, con una soltura que solo los grandes tienen.

Para empezar, un trallazo escrito por el propio guitarrista, "I'm Yours & I'm Hers”, el disco se abre con un riff machacón de bajo que pronto será apoyado por un contundente sonido de guitarras, una por canal. La fuerza de este tema de rock blues reside precisamente en esas dos guitarras compitiendo, una de ellas con slide, siguiendo los mismos patrones rítmicos que la otra. Cuando ambas coinciden en el mismo riff es un momento de éxtasis rockero que presagia un gran disco.

 

Aproximadamente 4 minutos y medio después, nos encontramos con la intro de “Be Careful With A Fool”, la versión del tema de B.B. King, que también hizo en el disco para Sonobeat. Aprovechando un formato de blues clásico, Johnny se luce con los punteos alargando el éxtasis hasta pasados los 5 minutos de canción, dando forma a algunos de sus licks mas populares.

 

Justo cuando piensas que el disco camina por los derroteros del rock llega “Dallas”, un tema compuesto por Winter, en el que se evoca el sonido del blues del delta del Mississippi, solo la voz y la guitarra acústica con slide.

 

Como si necesitase acreditar su afinidad por todos y cada uno de los sonidos del blues, continua con un tema de James Gordon, ”Mean Mistreater”, donde participan las leyendas del blues Willy Dixon al contrabajo y Big Walter Horton a la armónica. El resultado es un sonido arrastrado de Chicago, al estilo del primer Muddy Waters urbano. ¡Sobresaliente!

 

"Leland Mississippi Blues" es otro tema compuesto por el propio Johnny, donde el blues se viste de riffs poderosos, una tradición heredada de clásicos como Hendrix o Cream, contemporáneos del albino.

 

"Good Morning Little School Girl" de Sonny Boy Williamson es la siguiente canción, un standard del blues interpretado por muchos músicos, y habitual en el repertorio de Johnny Winter, de hecho uno de sus discos mas populares, el directo “Johnny Winter And”, comienza con una interpretación de este tema que aquí suena excelente con el refuerzo de los saxos grabados por su hermano Edgar.

 

En la recta final del disco, otro ejercicio de purismo con una soberbia interpretación del clásico de Robert Johnson “When You Got A Good Friend" a solas con su guitarra acústica.

 

Cuando parece que el disco ya no puede sorprender aparece una grandísima versión de "I'll Drown In My Tears", tema de Henry Glover con el que Ray Charles tuvo éxito en Atlantic Records. Un blues melódico con aires de gospel y una tensión emotiva propiciada por los acordes disminuidos y unos excelentes arreglos, en esta ocasión perfectamente ejecutados por Edgar al metal y al piano. Es curioso como en un disco tan orientado a la guitarra destaque tanto una canción en la que esta brilla por su ausencia.

 

El LP se despide con otro de esos blues arrastrados de armónica llorona, "Back Door Friend", un tema de Lightnin’ Hopkins y Stan Lewis con un ritmo hipnótico de bombo.

En conjunto, un disco para tener una visión condensada de los matices que puede tener el blues, un punto de partida excelente para iniciarse en el estilo desde un punto de vista guitarrístico.