• warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/query.inc on line 933.
  • warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/query.inc on line 908.
  • warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/query.inc on line 933.
  • user warning: You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'FROM twitter twitter LIMIT 0, 5' at line 2 query: SELECT FROM twitter twitter LIMIT 0, 5 in /usr/home/guitarrista000/www/sites/all/modules/views/includes/view.inc on line 807.

  Artistas  

Icon Lun, 23/01/2017 - 13:30 Icon - 3 comentarios
Django Reinhardt - Le Quintette du Hot Club de France

Django Reinhardt: Le Quintette du Hot Club de France

Continuación de Django Reinhardt: Los inicios


Después de su rehabilitación, Django, acompañado por su hermano Nin-Nin, volvió a la actividad musical callejera y a las actuaciones en los cafés, seguía interesado en el jazz, descartando volver al genero musette, pese a la invitación e insistencia de sus viejos camaradas.

Conoce a un pianista llamado Stéphane Mougin que dejó el conservatorio atraído, también, por la expresividad del jazz; Mougin, impresionado por la técnica de Reinhardt le contrata para actuar juntos en un nuevo local.

Siempre asentado en su cultura nómada, Django pasa la primavera y el verano en las zonas turísticas del sur de Francia, conocidas como Midi, mientras que en otoño e invierno vuelve a los clubs parisinos.

En la época turística, prueba suerte por sitios como Niza o Cannes, donde, en 1931, trabaja en el club Banco; Allí conoce a un violinista afroamericano llamado Eddie South, inmigrante que provenía de Louisiana, y que sentía admiración por la música gitana, además de la música clásica, no en vano había estudiado en el conservatorio de París. Django, a través de South, descubre que un instrumento tan habitual en la música romaní, como es el violín, suena perfectamente en el ámbito del jazz, algo que se le queda grabado en la memoria.

En otra de las paradas habituales de la época estival, Toulon, mientras actúa en la playa junto a Nin-Nin, y Naguine, pareja de Django, lee las manos de los espectadores, conoce al músico, y propietario de una panadería, Louis Vola, que invita a Reinhardt a actuar con su banda, impresionado por la técnica de este.
Cazatalentos del sello Gramophone estaban por aquella época en Toulon, y les gusta el sonido de Vola, graban 8 canciones, de las cuales nuestro guitarrista favorito participa en 3, estas son sus primeras grabaciones después del accidente de su caravana, que había sucedido 3 años antes.

Pronto, a través de un pintor bohemio, que queda fascinado con una actuación de Django y Nin-Nin, descubrirá las nuevas directrices de esa música que tanto le atrae, teniendo ocasión de escuchar grabaciones de Duke Ellington, Oscar Alemán y Louis Armstrong, que es el que mayor impacto causa en nuestro protagonista.

Aquel pintor, Savitry, invita a comer a los hermanos, que devoran cuanto les ofrece, y les deja las llaves del apartamento durante una breve ausencia, allí Django puede escuchar y aprender todas aquellas canciones que le parecen magníficas. Pasarán una larga estancia como invitados de Savitry, una de las contadas ocasiones en que vivirán bajo otro techo que no sea el de su caravana; pronto el pintor se encuentra albergando a toda la familia de Django, entre ellos su madre y una vasta colección de primos.

En invierno de 1931, alojados en un hotel, Naguine descubre a un chaval arrimando la oreja a la puerta de su habitación, el chaval era Jean “Matelo” Ferret, que también estaba viviendo allí, junto a sus hermanos; Estaba escuchando tocar a Django, al cual se une con su guitarra y aprende a tocar jazz, por primera vez. Los Ferret era un clan gitano de origen andaluz, aunque no compartían las tendencias nómadas asociadas a su etnia, de ellos, el mayor de los hermanos, Baro, se convierte en uno de los mejores amigos de Django, pronto se ganan la vida tocando juntos en los cabarets rusos de París, en auge después de la revolución Rusa.

En 1933, regresa al estudio de grabación, junto a la cantante Eliane de Creus, grabaciones de poca importancia, en una época en la que se reencuentra con Vétese Guérino, que tenía una sólida banda de musette, en la que ahora tocaba Baro Ferret.

Por esta época, continua alternando según cual sea la estación, cuando toca ir al sur, suele reencontrarse con Louis Vola, que rechaza a un violinista llamado Stéphane Grappelli, al que alguien ha etiquetado como poco fiable. Cuando el buen tiempo se aleja, vuelve a los clubs parisinos, a tocar junto a Guérino o a participar en grabaciones, entre ellas el debut de Baro o sesiones con un cantante que se estaba convirtiendo en una gran estrella, Jean Sablon.


Ekyan-Django

Tocar para Sablon le da empuje y le hace cuidar más su apariencia descuidada. En 1934 tiene que salir de gira, cuando llega el turno de ir a Inglaterra hay que hacer su documentación, ni siquiera sabe en que lugar ha nacido. Se revela su carácter supersticioso y salvaje, no quiere volar, ni quiere ir en bote, tiene miedo de todo; Finalmente viaja en avión, donde sufre un ataque de risa nervioso, que le acompaña durante toda la travesía.
En este tiempo le ayudan a anudarse la corbata, cortarse las uñas, peinarse y le acompañan a comprar ropa; Él esta orgulloso del prestigio que va adquiriendo junto a Sablon, el respeto es mutuo.


Ese mismo 1934, trabajó en el "Clarice´s Tea Dance", un lugar aburguesado donde podía ganar dinero tocando música de baile de la época, allí estrecha su relación con Stéphane Grappelli (con quien había tenido un breve contacto en años anteriores), en una ocasión en la que a este se le rompió una cuerda de violín en plena actuación, para afinarla fue detrás del escenario, donde comenzó a tocar una melodía, Django estaba allí, escuchando, se puso a improvisar sobre ella y así nació la relación entre ambos, que acostumbraron a improvisar entre bastidores, cada vez que tenían descanso entre actuaciones. Ese fue el origen de el Quintette du Hot Club de France.

El Hot Club era un intento de reunir a los devotos aficionados al joven género musical, en él, los socios hacían tertulias sobre jazz, escritos, y se organizaban conciertos, jams y cualquier evento que pudiera dar rienda suelta a su afición.
Django fue contratado para actuar allí en 1934, aunque un año antes había participado en una sesión; Su estilo gustaba, pero los puristas matizaban que su música no era jazz y que no era negro, el caso era que casi todos coincidían que el jazz no era un estilo para los instrumentos de cuerda.

Progresivamente, el Hot Club fue profesionalizándose, uno de sus nuevos impulsores, Pierre Nourry, se encarga de pagar una sesión de grabación para Django y Nin-Nin, en los estudios Publicis, acompañados por otros músicos asiduos al club. Con estas grabaciones pretende impresionar a algunos de los más conocidos críticos de jazz, obteniendo una respuesta gélida, la misma que obtuvieron los hermanos, cuando tuvieron una audiencia con Andrés Segovia, al cual no le causaron demasiada buena impresión.

Poco después tienen la ocasión de tocar para Louis Armstrong, que se encontraba en Francia, huyendo de su popularidad, y de los intentos de la mafia por controlar su carrera. Django y su hermano están delante de uno de sus ídolos, pero este está vistiéndose a toda prisa para acudir a una cita, apenas presta atención a la serenata improvisada que le ofrecen. Otra noche, Louis participa en una jam en un cabaret, alguien avisa a Django, que acude presto a la cita, improvisando junto a Armstrong y obteniendo el visto bueno de los aficionados que se encuentran en el público.

En verano de 1934, Django, Grappelli, un guitarrista llamado Chaput junto a Vola en el bajo, conforman el embrión del famoso Quinteto antes mencionado, al que poco después se une Nin-Nin, para reforzar la sección rítmica cuando Django aborda un sólo.

Para ellos el grupo es un divertimento, pero Pierre Nourry sigue intentando lanzarles al estrellato, pronto les consigue una sesión de prueba para el sello Odéon, en la grabación incluyen un cantante, compañero del resto de músicos en la banda de Claridge, Bert Marshall. Pese a lo informal del proceso, quedaron contentos con el sonido de “I saw stars” y “Confessin” pero Odéon les rechazó alegando que eran demasiado modernos para su firma.

En definitiva, para las compañías de la época eran originales, pero no comerciales, conclusión a la que llegaron después de dos nuevas sesiones sin éxito; A finales de año, preparaban su concierto de presentación, ni siquiera tenían nombre todavía.

Nourry seguía con la intención de que su hallazgo tuviera la repercusión que merecía, logra otra sesión de grabación, para el sello alemán Ultraphone, en su rama francesa; Consiguió algo más, un contrato, aunque a punto estuvo de no hacerse efectivo, debido a las altas pretensiones económicas que solicitaba Django, él tenía que intentarlo, pero la compañía no cedió.



El 27 de Diciembre de 1934 comienza la primera sesión de grabación comercial del quinteto con “Dinah”, “Lady Be Good”, “Tiger Rag” y “I saw Stars”, después de la primera, el director les llama la atención por el volumen tan alto al que tocan, algo que, según él, generaría deficiencias en la grabación, que se realizaba a través de un único micrófono, alrededor del cual se situaba a la banda.

Después de estas grabaciones, Django se sentía como una estrella, nunca se había considerado como alguien ordinario; Lo primero que hizo tras cobrar esa primera sesión fue comprarse un atuendo de gangster, con su sombrero Stetson incluido, también tuvo un cambio de actitud, tratando de ser más refinado o, al menos, parecerlo.

A pesar de la euforia local, la opinión de la prensa especializada no había variado demasiado, seguían siendo poco receptivos a una orquesta de jazz basada en instrumentos de cuerda, tampoco reconocían la guitarra como un instrumento solista. A menudo surgían las comparaciones con Eddie Lang y Joe Venutti, a pesar de todo, nadie discutía el talento de Django.

Pese al reconocimiento que iba adquiriendo, generalmente era contratado como acompañante, nunca como líder de banda o solista, pues en el París de aquella época no había prejuicios raciales si tu color de piel era negro, de hecho se encumbraba a algunos músicos solo por el color de su piel, pero con los gitanos era bien diferente: Django era considerado un paria cuando estaba fuera del escenario, así que, de no haber sido por el apoyo del Hot Club, difícilmente su carrera habría tenido trascendencia. Oscar Alemán, gran guitarrista con quien compartía época y ciudad, al tener su piel un tono más oscuro, tenía muchas más puertas abiertas en aquella ciudad caprichosa, y en aquellos años Oscar actuaba como líder de banda, cuando no trabajaba en el vodevil, bajo las ordenes de Josephine Baker.

Oscar y Django se admiraban mutuamente, ambos eran dos grandes instrumentistas en un estilo, el Jazz, cuyos aficionados no reconocían la guitarra como un instrumento a tener en cuenta.
Pese a que el quinteto difícilmente habría funcionado sin el interés y apoyo de los encargados del Hot club, Nourry y Delaunay, Django no se sentía especialmente ligado al club, al que hacía caso sólo cuando le convenía y no dudaba en aplicarle un caché elevado en sus actuaciones.

En una de las actuaciones del club, el quinteto tuvo la ocasión de acompañar al pionero del saxofón Coleman Hawkins poco después se realizó una sesión de grabación con él, era 1935, un año en el que entraron numerosas veces en el estudio, con resultados desiguales, quizá porque no controlaban su repertorio, en el cual intervenían varias opiniones, por un lado la de los responsables del Hot Club y por otro las del sello, con intenciones puramente comerciales. El resultado era un compendio de ideas propias, standards americanos y música popular, una mezcla no demasiado convincente por su falta de determinación.




En Septiembre de 1935 finaliza su contrato de exclusividad para Ultraphone, aunque siguen grabando para el sello también lo hacen para otros como Decca, con sus primeras sesiones llegan algunas buenas críticas.
Poco antes, en verano, Django hace un cambio revolucionario, adquiere una guitarra novedosa, un diseño realizado por el luthier y guitarrista Mario Maccaferri, fabricado por la compañía parisina de Henri Selmer 3 años antes, en busca de un incremento de volumen del instrumento. Esta guitarra lleva cuerdas de acero y una caja de resonancia acomodada tras una boca especialmente grande con forma de “D”


selmer-jazz

Selmer y Django llegarán a un acuerdo de patrocinio, a cambio de publicidad Reinhardt podrá escoger los instrumentos que desee.

Aunque para los componentes el grupo era un divertimento, sin aspiraciones profesionales, pues se mantenían con otras actividades musicales, los conciertos fueron incrementándose, llegaron a tocar en Barcelona, justo cuando explotó la guerra civil, teniendo buena acogida, sin embargo el quinteto seguía dependiendo de la disponibilidad de sus miembros, motivo por el cual la actividad era irregular.

Django era bastante despreocupado con el dinero, cuando las cosas iban bien se compraba un coche, cuando había escasez simplemente pasaba más tiempo en la caravana, sin dejar que le afectara más de la cuenta, poseía una fe ciega en su futuro. Esa despreocupación era uno de los obstáculos para que funcionase el quinteto, pues los demás miembros si sentían la necesidad económica para mantener a sus familias. Además de la confianza ciega, Django se sentía como un divo, a veces, esto era un motivo de disputa con su hermano Nin-Nin, que llegó a hartarse del trato deferente que le daba, teniendo fuertes disputas entre ambos, de hecho pasaron el año nuevo de 1937 entre rejas, por alterar el orden público, en una pelea entre ambos que casi llegó a las navajas.

La relación con Grappelli era extraordinaria en lo musical, pero en lo personal también eran opuestos y tenían celos y envidias mutuos, es comprensible que, en ese ámbito, Django se irritase cuando descubrió que Decca publicó las primeras grabaciones en su sello bajo el nombre Stephane Grappelli and his Hot Four.

Otro de los blancos de la ira de nuestro protagonista, eran los bajistas, a los cuales insultaba frecuentemente y no consideraba como músicos en pleno derecho, debido, generalmente, a la escasa aportación musical de muchos de los que trataba, por ello se sucedieron multitud de ellos en el puesto, hasta la llegada de Emmanuel Soudieux.

Al fin, el devoto Delaunay, entiende que la mejor manera de promocionar a Django es crear un sello de grabación y publicar su trabajo, lo que hace es solicitar a Gramophone la supervisión de una serie de grabaciones de jazz destinada al público francés. La propuesta es aceptada, Gramophone pone los medios y Delaunay se encarga de los artistas y el repertorio, puesto conocido como A&R. Nace el sello Swing, cuyo debut nace de una sesión con Coleman Hawkins en la que participa Django.

Las grabaciones que se habían publicado en Decca tienen unas ventas aceptables, así que solicitan nuevas canciones del grupo, pronto Delaunay recibirá el encargo, 18 canciones que serán publicadas en Gramophone y La voz de su amo, de las 18, 14 títulos eran proveídos por las compañías, dejando poco margen de elección a los propios músicos, en el listado también solicitaban 2 canciones en las que Django tocase sólo con su guitarra, a él no le gustaba esta idea, como tampoco la de dejar al margen la mayoría de las composiciones originales del grupo.
En algunas de las grabaciones de esta época incluyen al cantante Freddy Taylor.


Cualquiera que trabajase junto a Django reconocería que, para él, nunca habían dos tomas de una misma canción, siempre improvisaba, sin importarle el tono en el que se estuviese tocando, parece que las melodías y armonías llegaban a sus manos como por arte de magia.

Grappelli enseña como puede a leer y escribir a Django, al menos lo intenta cuando este es receptivo, el simple hecho de que pueda escribir sus iniciales ya es un logro considerable.

Con la llegada de la Exposición mundial a París, llega de nuevo Eddie South, que pronto entrará al estudio de grabación junto a Django, al que admira profundamente. A sugerencia de Delaunay, entre las sesiones que hacen juntos, algunas invitando a South a unirse al Quinteto, graban algo innovador para la época, una improvisación sobre música de Bach, del cual Django era gran admirador.

De los temas originales grabados en sesiones posteriores, posiblemente “Minor Swing” sea uno de los más conocidos, aunque en esa época uno de los que recibió buena acogida fue “Bolero”, que debido a su duración no cabía en los discos de pizarra habituales, de modo que se publico en el formato de 25 cm que se solía reservar para la música clásica.


El año siguiente visitan Inglaterra, allí su fama crece a pasos agigantados, tocan en teatros, graban en sellos locales, aparecen en televisión y radio, pero, a pesar de todo, el Quinteto sigue sin ser rentable para sus músicos. En una discusión acerca del dinero, Chaput propina un puñetazo a Grappelli y sale del grupo de forma tan contundente como definitiva.

Pese a todo, el volumen de actuaciones por tierras británicas se multiplica, algo que se refleja en la nueva adquisición de Django, un viejo Buick americano, esta vez con un chofer para que le conduzca donde quiera que vaya, hasta que en su regreso a Francia tiene un pequeño accidente con él.
Lo cierto es que entre 1938 y 1939 el Quinteto alterna su trabajo entre París y Londres, grabando en varias sesiones en una y otra capital.

En el 39 se dirigen en tren hacia el norte de Europa, en principio es una gira por Escandinavia, que les llevará por Dinamarca o Noruega, se encuentran con problemas en la frontera franco-alemana, Hitler ya había invadido Checoslovaquia, estaba a punto de asaltar Austria, las tensiones entre Francia y Alemania eran palpables. Django y sus acompañantes son llevados a comisaría, interrogados por los nazis, que confiscan sus equipajes.

Todo interprete de jazz americano que visitaba Francia era invitado a grabar para el sello Swing, era común que los artistas solicitasen la presencia de Django en sus sesiones. El Hot Club cambia su sede, ampliando su espacio, para la ocasión invitan a Duke Ellington, Reinhardt ofrece una audición, con la esperanza de que se le ofrezca una gira por U.S.A.; Unas noches después, Ellington improvisa un par de temas junto a Django, al parecer existe la posibilidad de un trabajo conjunto en un futuro próximo.

En Julio, realizan su tercera gira por Inglaterra, la intención es continuar después por Asia, aunque el ambiente está enrarecido, en plena gira estalla la guerra mundial, cuando Hitler invade Polonia; Django, alarmado por la posibilidad de que los nazis bombardeen Inglaterra decide buscar la seguridad de su hogar, en Francia, Grappelli cree que se trata de una broma de Reinhardt hasta que se da cuenta, demasiado tarde, que hablaba en serio. Django y familia han vuelto al hogar, dejando su equipaje, guitarra incluida, en el hotel. La gira se suspende, Grappelli se queda en Inglaterra y el Quintette du Hot Club de France llega a su fin.


DukeEllignton

 

 

 

Comments
justinsson Mar, 31/01/2017 - 11:00
Imagen de justinsson
No sé como se me había pasado este artículo , pero nunca es tarde. Magnífica aportación David. Gracias por el trabajo.
ASG Jue, 14/06/2012 - 20:53
Muchas gracias por tomarte el tiempo de hacer todo ese trabajo, y por compartir esta información de la biografía de Django Reinhardt, muchos datos los desconocia. saludos
David Cascant Mié, 20/06/2012 - 10:52
Imagen de David Cascant
Gracias a ti, por leer y comentar el artículo.